PRIVACIDAD

Entregas

Los términos aplicables a la entrega de las mercancías varían dependiendo del tipo de artículo adquirido y de su tamaño, estos términos se pueden conocer en el checkout de viejoamor.com al momento de realizar la compra. Se debe tener en cuenta que por peso volumétrico y destino se calcula un costo de flete que se puede confirmar previo al pago del pedido.

Viejo Amor no asume responsabilidad por retrasos en la entrega o imposibilidad de realizar la entrega cuando dichos retrasos o imposibilidad de cumplimiento derive de algún caso fortuito, fuerza mayor y, en general, de cualquier causa ajena y/o fuera del control de Viejo Amor. En todo caso, la máxima responsabilidad de Viejo Amor por cualquier incumplimiento de entrega será la que se establece como pena convencional en los “Términos y Condiciones”. En caso de que la empresa de mensajería no logre entregar el artículo en tres visitas al Usuario, el artículo será regresado a Viejo Amor quedando el artículo a disposición del Usuario en la sucursal de Viejo Amor establecidas en el Sitio web sujeto a disposición, quedando liberado Viejo Amor de cualquier responsabilidad en relación con la entrega de la mercancía ya que será considerado como mora del Usuario en la recepción del articulo comprado.

Limitación geográfica

Entregas de artículos únicamente en México. Este Sitio web sólo puede ser utilizado para adquirir artículos que vayan a ser entregados en algún domicilio localizado en México. No obstante lo anterior, Viejo Amor se reserva el derecho a no aceptar una Oferta de Compra enviada por algún Usuario sin responsabilidad alguna para Viejo Amor, en caso de que considere a su solo juicio que la entrega del articulo solicitado sea de difícil acceso o envío, dada la ubicación del domicilio de entrega solicitado por el Usuario o las condiciones de seguridad, climatológicas o sociales del momento.

Riesgos de pérdida o deterioro del artículo

Usted es responsable de la pérdida, daño o deterioro de su mercancía a partir del momento en que se realiza la entrega de la mercancía. La mercancía se considera entregada cuando la empresa de mensajería la deja en el domicilio establecido para la entrega, independientemente de que el destinatario firme o no de recibido.